TEST DE BETHESDA: CUÁNDO REALIZARLO

La detección temprana de la aparición de inhibidores es un elemento clave para permitir su erradicación oportuna. El test de Bethesda permite detectar la presencia de inhibidores de manera sencilla y fiable, pero para que sea un arma verdaderamente eficaz en la lucha contra los inhibidores, es esencial que dicho test se lleve a cabo en momentos específicos durante la terapia de reemplazo, cuando el riesgo de que aparezcan sea particularmente elevado.

En los PUP (Previously Untreated Patients – pacientes previamente no tratados), por ejemplo, los primeros 75 días de tratamiento son aquellos en los que existe un mayor riesgo de que se produzcan inhibidores, por lo que el test debe realizarse con la siguiente frecuencia:

  • cada 3 días, dentro de los primeros 20 días del tratamiento;
  • cada 10 días hasta llegar a los primeros 50 días de tratamiento;
  • más allá de los primeros 50 días, el test se debe repetir al menos dos veces al año, hasta que se alcancen los primeros 150 días de tratamiento.

Una vez transcurridos los primeros 150 días, el riesgo de desarrollar inhibidores se vuelve extremadamente bajo, por lo que basta con repetir el test solo una vez al año como estudio preventivo. Sin embargo, el test también debe realizarse antes de someterse a cualquier cirugía si se cambia el producto utilizado para la terapia de reemplazo, y siempre que se observe una disminución de la eficacia de la terapia.

 

 

Fuentes:

  • Giangrande P. L. F. et al. European principles of inhibitor management in patients with haemophilia. Orphanet Journal of Rare Diseases, 2018. 13(1):66
  • Marijke van den Berg H. et al. Timing of inhibitor development in more than 1000 previously untreated patients with severe hemophilia A. Blood, 2019. 134:317-320
Volver a noticias y artículos

Wikiphilia

Obtenga más informaciónes sobre el significado de las palabras que lee en esta página y sobre todo el glosario sobre la hemofilia.

Anticuerpos producidos por el sistema inmunitario del paciente hemofílico como consecuencia de la infusión del factor VIII sustitutivo.

Los inhibidores reconocen el factor VIII infundido y se unen de manera específica neutralizando el efecto.

Acrónimo de Previously Untreated Patients, es decir, pacientes que nunca fueron tratados con el factor VIII de reemplazo.