ANCIANOS Y POLIFARMACOTERAPIA: LOS HEMOFÍLICOS TIENEN MENOS RIESGO QUE SUS COETÁNEOS SANOS

A medida que envejecemos, a menudo tenemos que recurrir a la polifarmacoterapia, es decir, la ingesta diaria de numerosos medicamentos diferentes, cada uno destinado al tratamiento de una enfermedad específica, como la diabetes y la hipertensión. Esta estrategia a menudo demuestra ser efectiva en el manejo de muchas enfermedades que, de otra manera, serían potencialmente peligrosas, pero tomar muchos medicamentos al mismo tiempo no está exento de consecuencias. De hecho, puede ocurrir que estos medicamentos interactúen entre sí y que, en algunos casos, generen efectos secundarios tan graves que superen los riesgos asociados a las enfermedades que tratan.

Sin embargo, estudios recientes han demostrado que las personas ancianas con hemofilia están mucho menos sujetas a la polifarmacoterapia que sus pares sanos, y que también están menos sujetas a los efectos secundarios causados por las interacciones con otros medicamentos. Parece que este fenómeno se debe a que el manejo de la salud de los pacientes hemofílicos, incluidos los ancianos, se confía principalmente a los centros de hemofilia, cuyo personal especializado tiende a prescribir medicamentos a sus pacientes con extrema cautela, y sólo después de una cuidadosa evaluación del riesgo asociado con el consumo de cada medicamento.

La cantidad de hemofílicos ancianos aumenta constantemente y muchos centros de hemofilia ya se están organizando para ofrecer a sus pacientes de edad avanzada un servicio cada vez más adecuado a sus necesidades. Gracias a los continuos avances en el tratamiento y manejo de la enfermedad, los hemofílicos de todas las edades pueden contar con un futuro cada vez más prometedor, aspirando a una vida larga y serena.

 

Fuente:

Volver a noticias y artículos

Wikiphilia

Obtenga más informaciónes sobre el significado de las palabras que lee en esta página y sobre todo el glosario sobre la hemofilia.